La articulación del cuerpo que más movilidad tiene es el hombro. Por ello es esencial el buen funcionamiento de los llamados elementos estabilizadores, que permiten su correcto movimiento.

¿Por qué duele el hombro?

Al referirnos a dolor en el hombro, generalmente se hace referencia a la inflamación del manguito rotador, uno de los elementos estabilizadores más importantes de esta articulación. 

El manguito rotador está compuesto por 4 músculos de suma importancia. Estos músculos son el supraespinoso, el infraespinoso, el redondo menor y el subescapular. 

La lesión de de cualquiera de estos músculos, puede provocar dolor intenso y constante dolor durante un leve movimiento.

Causas de las lesiones de hombro

Las causas no siempre se pueden especificar con claridad, pero el desgaste y la degeneración por la edad o una alta actividad laboral y física mal ejecutadas, suelen ser los factores más comunes de lesión.

La lesión viene desde el manguito rotador cuando se daña la bolsa sinovial que se encuentra entre las estructuras del hombro para actuar como almohadilla. Esta bolsa tiende a formar líquido sinovial ante daños, irritaciones o uso excesivo, lo que produce dolor al paciente y puede llegar a producir roturas y tendinitis.

 

Pasos para tratar las lesiones de hombro

Por lo general un adecuado reposo y un tratamiento específico son suficientes para la recuperación total del hombro.

El proceso por el que pasa un paciente cuando acude a la clínica de fisioterapia para tratar la dolencia, es:

  • Recuperar la movilidad: Restablecer la amplitud de movimientos y las funciones de la articulación será primer paso para devolver la funcionalidad completa al hombro.
  • Entrenar la fuerza: Tras la lesión del manguito rotador, la articulación pierde estabilidad y fuerza debido a que se trata de una dolencia de larga duración que impide la normal ejercitación del movimiento.
  • Eliminar el dolor: El proceso más largo y que, en ocasiones, no finaliza por completo, es el de suprimir el dolor. Las sesiones con el fisioterapeuta y los ejercicios específicos que mande en cada caso particular serán la mejor vía de cura. Es muy importante la constancia para conseguir aliviar los síntomas por completo..

Hay que tener en cuenta que es bastante común, que hasta la recuperación total de la lesión puede transcurrir varios meses. 

El hombro está implicado en casi la totalidad de movimientos que realizamos a lo largo del día.

Es por este motivo que acudir al fisioterapeuta será esencial para llegar a la total recuperación. Sin el tratamiento profesional, los síntomas podrían empeorar y la lesión volverse crónica.

 

Tratamiento en la lesión de hombro

Los pasos que lleva a cabo la fisioterapia para aliviar y curar el dolor de hombro son pasos genéricos, que contarán con especificaciones para cada paciente según su caso particular.

  • Ejercicio terapéutico: Son movimientos, que se pueden realizar en solitario, con ayuda personal o de máquinas. La intensidad de movimientos se irá intensificando de manera gradual, hasta la mejora completa de la dolencia.
  • Terapia manual: Mediante masajes, movilizaciones específicas, estiramientos y técnicas presión que se realizarán en las sesiones de fisioterapia.
  • Tratamiento técnico: Calor mediante la lámpara de infrarrojos, crioterapia, ultrasonidos o corrientes TENS. Este tipo de técnicas son complementarias a las anteriores y pueden ayudar a acelerar la recuperación.

La rehabilitación de hombro requiere de constancia para su recuperación. El profesional guiará, apoyará e impulsará la mejora, pero es el paciente el que debe, día a día ejercitarse según las recomendaciones del profesional. Antes de acudir a la cirugía es mejor probar un tratamiento conservador para rehabilitar el hombro y para ello hay que acudir al fisioterapeuta.

¡Mira nuestro vídeo y realiza los ejercicios!